Desde esta misma semana el Ayuntamiento de Calahorra dispone de dos estufas de desinfección cuya capacidad es de 115 litros calibradas para la aplicación de temperaturas constantes que permiten la desinfección segura de documentación y libros sin dañarlos.

Una de ellas se ha situado en el edificio de la casa consistorial y otra en la biblioteca.

El cometido de estas máquinas será el de inactivar la posibilidad de transmisión del virus a través de la documentación que se emite o recibe en el Ayuntamiento y de los libros prestados y devueltos en la biblioteca.

Esta compra responde a la adopción de medidas eficaces para hacer frente a esta crisis sanitaria sin precedentes. La finalidad es la de maximizar la precaución que permita continuar por la senda de la reducción de los casos de contagio de la enfermedad en nuestro país.

En las oficinas municipales se recibe un importante volumen de documentación que aportan los ciudadanos para los diferentes expedientes. Existe además un tránsito de documentación que se presta para su consulta desde el archivo municipal y que debe retornar al mismo. Asimismo en la biblioteca municipal, la devolución de los libros prestados supone un importante volumen de tránsito de libros.

Para garantizar que estos documentos estén libres de la COVID 19 se han estado dejando estos documentos en «cuarentena» de 15 días, pero esto supone un retraso en la disposición de la documentación en el caso de las oficinas municipales, y la dedicación de un importante espacio de almacenamiento y limitación de las posibilidades de préstamo en el caso de la biblioteca.

La desinfección de la documentación por métodos térmicos, de acuerdo con el estudio elaborado por el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Cataluña (ITA), garantiza la eliminación del SARS-CoV-2 sometiéndolo a una temperatura de 56 grados durante 52 minutos, o 7 minutos y medio a 65 grados, lo que permite disponer de forma muy rápida de los documentos con total garantía sanitaria.

Por lo tanto, la documentación en papel y los libros se están desinfectando ya de una manera segura, controlada y eficaz garantizando las medidas de higiene y protección de la salud pública necesaria en estos momentos permitiendo una atención más ágil a la ciudadanía.

La adquisición de las dos estufas ha supuesto un corte total de 3.630€ I.V.A. incluido

TE PUEDE INTERESAR...


...

Mónica Arceiz: “Para que Calahorra sea una ciudad más segura es necesaria la implicación del Gobierno central”

...

Ayuntamiento y Tráfico ponen en marcha un nuevo servicio para realizar trámites y evitar desplazamientos a Logroño

...

DH Proyectos de ingeniería redactará el proyecto de urbanización para el nuevo Centro de Formación Profesional por 129.833 euros

...

La alcaldesa de Calahorra y los concejales del equipo de gobierno municipal atenderán a los ciudadanos también los lunes por la tarde