•  El 75 % de las denuncias corresponden a infracciones de personas residentes en otros municipios
  • El 95 % de las denuncias han sido de carácter leve y no han conllevado retirada de puntos

El pasado 14 de marzo se cumplía el primer mes de funcionamiento de los radares fijos instalados en el casco urbano de la ciudad. El objetivo de su instalación es prevenir accidentes por exceso de velocidad que han supuesto recientemente y de manera persistente un peligro para los vecinos de algunas calles.

Tal y como avanzaba el Ayuntamiento de Calahorra cuando anunció la plena operatividad de estos dispositivos, el porcentaje de infracciones registradas en el radar con respecto a los datos de tráfico medio registrados de las calles es significativamente bajo. Por ejemplo, en la calle Mediavilla, únicamente el 0,3 % de los vehículos que circulan habitualmente por esta calle serían sancionados.

Entre el 14 de febrero y el 14 de marzo el 95 % (508) de las denuncias tramitadas por exceso de velocidad han sido de carácter leve y tan solo el 5 % (28) han conllevado retirada de puntos, además de una sanción económica mayor.

También desataca como dato que el 75 % de las infracciones han sido cometidas por personas residentes en otros municipios, correspondiendo a ciudadanos y ciudadanas de Calahorra el 25 % restante.

Por tanto, los datos siguen demostrando que una gran mayoria de los conductores se ajustan a los límites de velocidad y que aquellos que sobrepan los límites en estas calles cometen infracciones de carácter leve que no implican la retirada de puntos de carnet.

La mayor velocidad detectada durante el mes ha sido un vehículo que circulaba a 77 km/h, lo que le ha conllevado una multa de 500 euros y la retirada de 6 puntos del carnet de conducir.

La velocidad excesiva influye de manera decisiva en la mortalidad de peatones o ciclistas. La DGT recuerda que a 50 km/h el riesgo de muerte se aproxima al 50 % y a partir de 80 km/h prácticamente todos los peatones atropellados morirán a consecuencia de las lesiones sufridas. Sin embargo, a 30 km/h tan solo el 5 % de los peatones tendrán riesgo de fallecer a consecuencia del atropello, aunque especialmente entre los 40 y los 55 hm/h la probabilidad de causar una discapacidad a un peatón como consecuencia de un atropello es muy significativa.

Desde el Ayuntamiento de Calahorra agradecemos a la ciudadanía su compromiso generalizado con el cumplimiento de las normas de tráfico, algo que contribuye a la pacificación del tráfico en los accesos a la ciudad donde además se encuentran centros educativos que habían manifestado su preocupación por la seguridad del alumnado a consecuencia del tráfico.

Por ello, es importante la contribución colectiva a la reducción de accidentes graves de tráfico que pueden suponer un problema para vecinos y viandantes y, en definitiva, van a contribuir a una mejor convivencia en nuestras calles.

TE PUEDE INTERESAR...


...

La música protagoniza la programación del teatro Ideal para mayo y junio

...

XXVIII Jornadas Gastronómicas de la Verdura: Agenda para el jueves, 25 de abril

...

Verduras y deporte, un maridaje perfecto

...

La asociación de belenistas calagurritanos construye una maqueta de la fábrica de conservas Hijo de Galo Adán